Júpiter alcanza la oposición y hace su mayor aproximación a la Tierra en casi 60 años

El planeta parecerá más grande y brillante el lunes, una oportunidad única para observarlo
Se situará a unos 590 millones de km de la Tierra.

Imagen de Júpiter tomada por el Telescopio Espacial Hubble en 2019, en la que se observa la Gran Mancha Roja NASA, ESA, A. SIMON (CENTRO DE VUELO ESPACIAL GODDARD) Y MH WONG (UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, BERKELEY)

El lunes 26 de septiembre, Júpiter se verá más grande y brillante en el cielo nocturno. Primero, porque el planeta gigante alcanzará la oposición, lo que significa que estará en un punto opuesto al Sol desde nuestra perspectiva, un fenómeno que ocurre cada 13 meses. Pero además, porque Júpiter hará su máximo acercamiento a la Tierra en los últimos 59 años.

La máxima aproximación de Júpiter a la Tierra rara vez coincide con la oposición, lo que significa que las vistas de este año serán extraordinarias, según la NASA. El lunes estará a unos 590 millones de km de la Tierra, aproximadamente la misma distancia a la que estaba en 1963. En su punto más lejano, el enorme planeta se sitúa a 965 millones de km.

«Con buenos binoculares, las bandas (al menos la banda central) y tres o cuatro de los satélites galileanos (lunas) deberían ser visibles», asegura Adam Kobelski, astrofísico investigador del Marshall Space Flight Center de la NASA en Huntsville, Alabama (EE.UU.). «Es importante recordar que Galileo observó estas lunas con óptica del siglo XVII. Una de las necesidades clave será una montura estable para cualquier sistema que se utilice», señala.

La Gran Mancha Roja
Kobelski recomienda un telescopio más grande para ver la famosa Gran Mancha Roja (una tormenta gigantesca, más grande que la Tierra, que perdura durante cientos de años) y las bandas de Júpiter con más detalle; un telescopio de 4 pulgadas o más grande y algunos filtros en el rango de verde a azul mejorarían la visibilidad de estas formaciones.

Según Kobelski, lo ideal para la observación es situarse en una gran elevación en un área oscura y seca. Unos días antes o después del lunes es igualmente válido. «Después de la Luna, Júpiter debería ser uno de los objetos más brillantes en el cielo nocturno, sino el más brillante», apunta. Además, con la ayuda de prismáticos o un telescopio deberían aparecer sus cuatro lunas más grandes -Io, Europa, Ganímedes y Calisto, los llamados satélites galileanos- como puntos brillantes a ambos lados del planeta.

En el espacio, la nave Juno de la NASA se dedica desde 2016 a escudriñar el planeta, proporcionando imágenes y datos increíbles sobre su atmósfera y su interior. Los científicos creen que el estudio de Júpiter puede conducir a descubrimientos revolucionarios sobre la formación del sistema solar. En 2024, como muy tarde, la agencia espacial lanzará otra nave llamada Europa Clipper, que explorará una de sus lunas, Europa. Conocida por su capa helada y el vasto océano que se encuentra debajo de su superficie, los científicos de la NASA tienen como objetivo averiguar si es capaz de sustentar la vida.

Fuente: ABC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.