Por qué sabemos que en Marte hay agua y que puede haber seres vivos

El hallazgo de lo que podría ser una acumulación de agua subterránea en el polo sur es un gran paso adelante, pero se basa en muchos otros avances.

los datos recogidos por el radar de la sonda Mars Express han revelado que bajo el polo sur de Marte muy probablemente existe una gran masa de agua subterránea o, al menos, una gran acumulación de sedimentos ricos en agua. Estas conclusiones no son definitivas, porque se han obtenido con evidencias indirectas, pero los investigadores han sugerido que en Marte existe un lago salino y muy frío, próximo a los -68 ºC y de al menos 20 kilómetros de diámetro.

¿Se trata de un descubrimiento importante? Científicos como Chris Mckay, de la NASA, opinaron ayer que «este lago de Marte, incluso si es salado, es ahora el mejor lugar para buscar vida existente en Marte». Para el planetólogo Stephen Clifford, la posible presencia de este lago «refuerza la idea de que la vida podría persistir todavía en Marte». Es decir, 3.500 millones de años después de que el planeta rojo perdiera su atmósfera y perdiese las masas de agua que cubrían su superficie, este hallazgo apoya la idea de que aún existe el elemento indispensable para la vida que conocemos: el agua líquida.

Un «hábitat viable»
¿Esto significa que puede haber seres vivos? John Priscu, biogeoquímico de la Universidad Estatal de Montana en Bozeman (EE.UU.) que estudia la vida en las condiciones extremas de los lagos subglaciales de la Antártida, explicó a ABC que cree que «las condiciones físicas y químicas en el lago marciano son compatibles con la vida microbiana terrestre». Este investigador, considera que, a la luz de lo que le ha mostrado su trabajo con el paso de los años sobre «la tenacidad de la vida en la Tierra», concluiría que «este lago es un hábitat viable».

Por tanto, prosiguió, «allí encontraríamos microbios psicrófilos (que crecen en ambientes muy fríos) que viven de la energía que extraen de los minerales».

«Ahora sabemos que Marte tiene los ingredientes básicos de los que estamos hechos los seres vivos»
Alberto González Fairén, investigador del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA), destacó en ABC la importancia de este hallazgo en combinación con los anteriores: «El descubrimiento de agua líquida hace mucho más posible que haya vida en Marte. Combinando este hallazgo con el descubrimiento de compuestos orgánicos que hizo Curiosity hace un mes, ahora sabemos que Marte tiene los ingredientes básicos de los que estamos hechos todos los seres vivos: agua líquida y compuestos orgánicos».

Pero, ¿no se había detectado agua antes?
La geóloga Anja Diez publicó un comentario en Science en el que repasó la breve historia de descubrimientos que hoy han llevado a que no sea tan sorprendente, aunque sí relevante, confirmar, de momento de forma indirecta, que hay agua líquida en el subsuelo de Marte.

En primer lugar, las primeras misiones de exploración a Marte pronto se encontraron con las huellas de la vida geológica pasada del planeta. Así aparecieron señales de antiguos cauces de ríos y lechos de lagos. Las sondas tomaron imágenes muy claras de grandes acumulaciones de hielo de agua y dióxido de carbono en los polos.

Las posteriores misiones que se posaron en el planeta rojo detectaron cada vez más pruebas de la presencia de agua no pasada, sino presente. Detectaron pequeñas cantidades de vapor de agua en la atmósfera, minerales hidratados, gotas de condensación en el rover Phoenix y la presencia de hielo de agua en el subsuelo, muy cerca de la superficie. Sin embargo, todo esto no era lo más importante, que es detectar la presencia de agua líquida estable en la superficie, porque este es el ingrediente más importante para que la vida pueda desarrollarse (al menos si la vida marciana se comporta como la terrestre).

En 2015 se detectó agua líquida
Sin embargo, en 2015 la NASA anunció por todo lo alto un descubrimiento sensacional: la de la generación de muy pequeñas corrientes de agua, apenas constituidas por unas gotitas saladas, en las laderas de algunas colinas, durante el verano marciano. Aquello significaba, en principio, la primera detección de agua líquida en superficie en Marte. Sin embargo, y dado que solo se trataba de evidencias indirectas, posteriores investigaciones pusieron en duda que las huellas que se detectaron hubieran sido creadas por agua.

Fuente:ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *