Bólido muy luminoso fue avistado en el norte de Corrientes y en el sur de Misiones

El cielo se iluminó por unos instantes en medio de la noche del domingo en el norte de la provincia de Corrientes. Algunos testigos escucharon un “estruendo” mientras que otros divisaron una “bola de fuego”.

En el norte de la provincia aseguran haber escuchado un estruendo y avistado una “bola de fuego” en el aire.

Read more “Bólido muy luminoso fue avistado en el norte de Corrientes y en el sur de Misiones”

Avistamiento de dos bólidos en la noche del miércoles 3 de Febrero de 2016 en Oro Verde

bolicolu

Bólido, imagen de archivo

Durante la última hora del día miércoles 3 de Febrero de 2016, miembros de la Asociación Entrerriana de Astronomía pudieron observar dos imponentes bólidos cruzando el cielo nocturno de la ciudad de Oro Verde.
Recordemos que los bólidos son meteoros sumamente brillantes, caracterizados por dejar una estela luminosa, producida por el contacto y desintegración de un meteoroide con la atmósfera terrestre.

Read more “Avistamiento de dos bólidos en la noche del miércoles 3 de Febrero de 2016 en Oro Verde”

Meteorito Berduc: El Informe Final

Fragmento principal del meteorito Berduc

Caída, búsqueda y hallazgo:

La noche del día domingo 6 de Abril de 2008 a las 22:00 hs. un bólido muy brillante atravesó la atmósfera terrestre. Dicho bólido fue avistado desde varias provincias argentinas y desde Uruguay.
Aproximadamente a las 22:15 hs. algunos miembros de la Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA), Mariano Andrés Peter y Juan Pablo Sotera, comenzaron a recibir reportes visuales de testigos de la ciudad de Paraná y alrededores. Todos eran coincidentes en cuanto a que se trataba de un fenómeno lumínico muy intenso que se desplazaba a gran velocidad por el cielo y que parecía haber estallado cerca del horizonte Este.
Marcelo Bonnin (miembro de la AEA) y José Pasgal (colaborador de la AEA) que se encontraban trabajando en canal 9 de Paraná, recibieron incontables llamados telefónicos de testigos oriundos de los departamentos Villaguay y San Salvador, en el centro – Este geográfico de la Provincia de Entre Ríos. Estos testigos aseguraban haber sentido vibraciones en las puertas, ventanas y techos de sus casas acompañadas de un gran destello en el cielo similar a un relámpago pero más intenso.

Fragmento principal del meteorito Berduc
Fragmento principal del meteorito Berduc

 

Caída, búsqueda y hallazgo:

La noche del día domingo 6 de Abril de 2008 a las 22:00 hs. un bólido muy brillante atravesó la atmósfera terrestre. Dicho bólido fue avistado desde varias provincias argentinas y desde Uruguay.
Aproximadamente a las 22:15 hs. algunos miembros de la Asociación Entrerriana de Astronomía (AEA), Mariano Andrés Peter y Juan Pablo Sotera, comenzaron a recibir reportes visuales de testigos de la ciudad de Paraná y alrededores. Todos eran coincidentes en cuanto a que se trataba de un fenómeno lumínico muy intenso que se desplazaba a gran velocidad por el cielo y que parecía haber estallado cerca del horizonte Este.
Marcelo Bonnin (miembro de la AEA) y José Pasgal (colaborador de la AEA) que se encontraban trabajando en canal 9 de Paraná, recibieron incontables llamados telefónicos de testigos oriundos de los departamentos Villaguay y San Salvador, en el centro – Este geográfico de la Provincia de Entre Ríos. Estos testigos aseguraban haber sentido vibraciones en las puertas, ventanas y techos de sus casas acompañadas de un gran destello en el cielo similar a un relámpago pero más intenso.

Read more “Meteorito Berduc: El Informe Final”

Diferencias entre cometas, asteroides, meteoroides, meteoros y meteoritos

Por Mariano Andrés Peter

Imágen de un meteoro

Muchas veces hemos oído hablar “del meteorito que mato a los dinosaurios” o “de la lluvia de meteoritos”. La gente, e inclusive los medios de comunicación, suelen con frecuencia confundir los conceptos.
A veces se utiliza la palabra cometa para referirse a un meteoro o el término meteorito para referirse a un asteroide o meteoroide cuando en realidad son conceptos distintos.

Por Mariano Andrés Peter

Imágen de un meteoro

Muchas veces hemos oído hablar “del meteorito que mato a los dinosaurios” o “de la lluvia de meteoritos”. La gente, e inclusive los medios de comunicación, suelen con frecuencia confundir los conceptos.
A veces se utiliza la palabra cometa para referirse a un meteoro o el término meteorito para referirse a un asteroide o meteoroide cuando en realidad son conceptos distintos.

Read more “Diferencias entre cometas, asteroides, meteoroides, meteoros y meteoritos”

Entre Ríos: Tierra de Meteoros. Reportaje de diario Uno

 Por Daniel Caraffini

El último registrado data de 2008, pero hay otros ocho constatados. Según los coleccionistas, la provincia es una de las jurisdicciones del país con mayor presencia de estas piezas del cosmos.

Piezas del meteorito Berduc, hallado por la AEA en 2008

Del mismo modo que con el tema de los avistajes de ovnis, con Entre Ríos –Victoria especialmente– como principal centro receptor de ellos, en torno a la caída de meteoritos parece ocurrir algo similar.
Mariano Peter, coordinador del Observatorio de Oro Verde, confió que “dicho por el principal coleccionista del país, Oscar Turone, es la provincia donde más veces vino para buscar meteoritos”.
En los informes recopilados por la Asociación Entrerriana de Astronomía, figuran el Meteorito Berduc (Colonia del Departamento Villaguay), caído el 7 de abril de 2008; en Chajarí, el 29 de noviembre de 1933; Departamento Quebracho, el 13 de marzo de 1957; en Gualeguaychú, en octubre de 1932; y otros denominados Hinojal e Isthilart, el 12 de octubre de 1928; en La Criolla, el 6 de enero de 1986; en María Grande, en 1990; y en Nogoyá, el 30 de junio de 1879.
“Esos son sólo los que tenemos apuntados, pero seguramente hay muchos otros que no están registrados”, apuntó en diálogo con UNO.
Además de los meteoros, a diario se precipitan a tierra lo que se denomina chatarra espacial. Son fragmentos de objetos ya sin uso en el espacio, como grandes restos de cohetes y satélites viejos, restos de explosiones, o de componentes de cohetes como polvo y pequeñas partículas de pintura.

Por Daniel Caraffini

El último registrado data de 2008, pero hay otros ocho constatados. Según los coleccionistas, la provincia es una de las jurisdicciones del país con mayor presencia de estas piezas del cosmos.

Piezas del meteorito Berduc, hallado por la AEA en 2008

Del mismo modo que con el tema de los avistajes de ovnis, con Entre Ríos –Victoria especialmente– como principal centro receptor de ellos, en torno a la caída de meteoritos parece ocurrir algo similar.
Mariano Peter, coordinador del Observatorio de Oro Verde, confió que “dicho por el principal coleccionista del país, Oscar Turone, es la provincia donde más veces vino para buscar meteoritos”.
En los informes recopilados por la Asociación Entrerriana de Astronomía, figuran el Meteorito Berduc (Colonia del Departamento Villaguay), caído el 7 de abril de 2008; en Chajarí, el 29 de noviembre de 1933; Departamento Quebracho, el 13 de marzo de 1957; en Gualeguaychú, en octubre de 1932; y otros denominados Hinojal e Isthilart, el 12 de octubre de 1928; en La Criolla, el 6 de enero de 1986; en María Grande, en 1990; y en Nogoyá, el 30 de junio de 1879.
“Esos son sólo los que tenemos apuntados, pero seguramente hay muchos otros que no están registrados”, apuntó en diálogo con UNO.
Además de los meteoros, a diario se precipitan a tierra lo que se denomina chatarra espacial. Son fragmentos de objetos ya sin uso en el espacio, como grandes restos de cohetes y satélites viejos, restos de explosiones, o de componentes de cohetes como polvo y pequeñas partículas de pintura.

Peligrosidad
La hipótesis en torno a que un meteorito provocó una tragedia en el partido de Esteban Echeverría (Buenos Aires), luego fue descartada. Pero la polémica quedó instalada, en torno a la caída de estos objetos del cosmos y sus posibles consecuencias.
“Es muy difícil, son bajísimas las posibilidades que la caída de meteoritos o de chatarra espacial pueda caer o matar a alguien, o hacer daño. Pero puede pasar y ha pasado”, aclaró. Y acotó que “con el meteorito Berduc pasó: el objeto original tenía un metro de diámetro, si hubiese sido un poco más grande, se habría fragmentado en partes más grandes. Finalmente lo que ocurrió es que cayeron sobre techos de viviendas, ya que el bólido fragmentó a 20 kilómetros de altura”.
Otro caso se produjo con la caída a tierra de una estación espacial rusa Salyut 7, algunos de cuyos restos están en el Observatorio de Oro Verde. En ese caso, contó Peter, se precipitó en un lugar no previsto.
“Sucedió en 1991, iba a caer al Pacífico, pero por un tormenta solar cayó en el Cono Sur y la mayor parte en el Litoral. En Capitán Bermúdez, cerca de Rosario, ocasionó daños y hubo presentaciones ante la Embajada rusa”.
Ya como caso grave, marcó lo sucedido en Australia. Peter contó que “un meteorito perforó el techo de una casa, rebotó en una pared y se le incrustó en el hígado a la dueña”.
Sin embargo, inmediatamente aclaró que “todo el tiempo están cayendo” estos objetos, “pero nuestra atmósfera nos protege”, ya que se desintegran antes de llegar a tierra.
“En nuestro Observatorio –amplió el entrevistado– tenemos dos gramos de un meteorito marciano. El original de 19 kilos cayó en Nigeria y la onda expansiva hizo perder el conocimiento a una persona. Es que a veces suelen tener sustancias químicas tóxicas, como en Perú, cuando hace dos años cayó, marcó un cráter de cinco metros y ocasionó vómitos y diarrea a los pobladores”.

 

Cráter dejado por el meteorito Berduc

Sin patrimonio
A diferencia de otras jurisdicciones del país, Entre Ríos no tiene legislación que obligue a tener un registro de estos fragmentos. Entre otras cosas permitió, por ejemplo, que a excepción del Berduc, el resto de los fragmentos meteoritos entrerrianos están fuera de la provincia. También sucedió que “un norteamericano se llevó seis kilos de ese meteoro en 2008, pese a nuestras denuncias. Acá vienen muchos coleccionistas a buscar y llevarse restos de estos objetos”.
Para la Asociación Entrerriana de Astronomía, estos fragmentos “deben considerarse un bien cultural, lo que no quiere decir que sea propiedad del Estado, como los yacimentos palentológicos. Debería haber un marco legal para que deban ser registrados, porque hoy no lo hay, para que el Estado sepa qué objetos existen y quién los tiene, y así evitar el tráfico ilegal”, sintetizó el coordinado del Observatorio de Oro Verde.
 

Registrados
Meteorito Berduc (Colonia del Departamento Villaguay) , caído el 7 de abril de 2008.

María Grande, en 1990.
La Criolla, el 6 de enero de 1986.
Departamento Quebracho, el 13 de marzo de 1957.
Chajarí, el 29 de noviembre de 1933.
Gualeguaychú, en octubre de 1932.
Hinojal (Victoria), en 1927
Isthilart (Departamento Concordia) el 12 de octubre de 1928.
Nogoyá, el 30 de junio de 1879.

Testimoniar la aparición de objetos
Desde la AEA se destacó que en el espacio interplanetario existe una gran cantidad de partículas, cuyo tamaño varía entre milésimas de milímetro hasta 10 metros que se denominan genéricamente meteoroides, cuyo origen ha sido un cometa o un asteroide. “Cuando un meteoroide ingresa a la atmósfera de la Tierra lo hace a gran velocidad, entre 11 y 72 kilómetros por segundo, colisionando violentamente con las moléculas que la componen, lo que causa una rápida ablación superficial y una pérdida de gran parte de su energía cinética en forma de luz y calor. Alrededor y detrás del objeto se forma una columna de gas ionizado que constituye un meteoro, lo que se conoce vulgarmente como “estrella fugaz”. Los meteoroides de mayor tamaño pueden fragmentarse en el proceso, generando breves e intensos estallidos. Cuando los meteoros igualan o superan el brillo del planeta Venus se los denomina “bólidos” o “bolas de fuego”. A pesar que por lo general más del 95% de la masa inicial del meteoroide suele perderse en su brusco tránsito a través de la atmósfera, algunos fragmentos pueden llegar a la superficie como meteoritos.
Para testimoniar su presencia, se aconseja a los observadores tener en cuenta y registrar:

 

El meteorito Berduc

Hora y fecha, con la mayor exactitud posible y con precisión de segundos.
Duración. Con la mayor exactitud posible. La duración standard de un bólido es entre 5 y 10 segundos. También indicar, de ser posible, la duración de la estela en caso de haber quedado una.
Magnitud. Indique la luminosidad comparándolo con la Luna o los planetas.
Color.
Trayectoria.