Picos aislados en el Mare Imbrium

Traducción del artículo aparecido en las páginas 16 y 17 de la edición de Enero 2018 de “The Lunar Observer”.

figure 1

 

Una de mis paisajes lunares preferidos es la orilla norte del Mare Imbrium (imagen1), donde los Montes Alpes dibujan la forma del mapa de Mexico y Plato, un cráter único, aparece como “the elephant in the living room” (en palabras de Richard Hill en TLO de febrero 2016). Lo que los primeros observadores lunares creyeron océanos hoy es una estupenda metáfora, visualmente representada en la zona cubierta por la imagen. Una larga serie de picos aislados, un alineamiento en forma de arco de remanentes del anillo interior del circo Imbrium que pudieron escapar a la inundación de lava que formó el Mare Imbrium. La catastrófica historia geológica de la primera Luna se percibe en que la altura de estos remanentes, que parecen apenas escapar de la lava pero que se elevan a centenares de metros sobre su nivel, marcando el monstruoso cráter desaparecido, producto de un monstruoso impacto en el “bombardeo intenso tardío”.

De derecha a izquierda encontramos primero la forma rectangular de los Montes Recti, 1800 metros de altura y un cráter en cada extremo. Siguiendo al sur, están los Montes Tenerife, un grupo de montañas de similar altura (entre 1500  y 2500 metros) con una morfología diferente a los vecinos Recti, pues son más dispersos y con mayor volumen. Más al sur, está Mons Pico, una montaña solitaria de amplia base y forma triangular que quizás podría ser incluida en los Montes Tenerife. La altura de Mons Pico (2.400 metros), como la de Mons Piton, parece mucho mayor debido al efecto de sombras producido por su ubicación solitaria e incrementado por la curvatura global de la Luna. Al sureste de Mons Pico aparece otra bella montaña solitaria con forma de cometa o de estrella fugaz, conocida como Mons Pico β (denominación no reconocida por la IAU).

Al suroeste, Mons Piton (2.250 metros de altura) sobresale orgullosamente sobre uno de los numerosos dorsa de esta área del Mare Imbrium. Mons Piton es famoso como Mons Pico por sus sombras fascinantes, elongadas y puntiagudas, como podemos ver en la imagen 2, a una colongitud muy distinta (177.6º) a la imagen 1 (51.5º).

figure 2

Es interesante notar que con una iluminación del 87%, podemos observar lo extensos que son los rayos brillantes de Aristillus (fuera de imagen) y las diferencias de coloración en la superficie del Mare Imbrium.

Poéticamente, el paisaje lunar de la orilla norte del Mare Imbrium parece empeñarse en verse parecido a un paisaje marítimo. Montes Recti y los Montes Tenerife parecen islotes cercanos al continente, La terminología misma remite a un archipiélago, las Islas Canarias (Mons Pico, Mons Piton, Montes Teneriffe). Hacia el este encontramos el accidente lunar más parecido una auténtica bahía, Sinus Iridum. Y Plato semeja una laguna costera, formada por aguas que se filtran subterráneamente. Pero en realidad, lo que vemos es una imagen del pasado caótico y tumultuoso de nuestro satélite.

Imagen 1

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Oro Verde, Argentina).

Name of feature: Plato.

Date and time (UT) of observation: 12-11-2016-02:13.

Filter: Astronomik ProPlanet 742 IR-pass.

Size and type of telescope used: 250 mm. Schmidt-Cassegrain (Meade LX 200).

Imagen 2

Name and location of observer: Alberto Anunziato (Oro Verde, Argentina).

Name of feature: Mons Piton.

Date and time (UT) of observation: 11-11-2017-06-54.

Size and type of telescope used:  280 mm. Schmidt-Cassegrain (Celestron CPC 1100).

Filter (if used) : None.
Medium employed (for photos and electronic images) : Canon Eos Digital Rebel XS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *